sábado, 21 de septiembre de 2013

quien no dio todo no dio nada








vuelvo a ver si
olvidé algo o
crecieron lazos de lluvia en
los ruinosos ídolos del tiempo

nos dobla aquello
que llevamos
maldecimos la vértebra , el camino
la queja es un error
el brío, otro

vuelvo
a la infancia
al ardor
algún yo
compra su silla

lo mejores misterios
prefieren sencillez

siempre me pareció que
ir
era un engaño

más allá de las sepulturas
exclamó Goethe a los ochenta y pico

quien no sufrió hambre o sed
yace con los muertos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada