sábado, 14 de septiembre de 2013

el mundo predilecto







lentísima
como llovizna
olvido de algo muy amado
la decepción dio frutos
y no cedió a la diestra
la seda o el revólver

así nos deslizamos
por abolidos muros
con la desgracia menor
el desencuentro

y no necesitamos
esas memorias golpeadas por un soplo
ni otra palabra
encendida

el ángel está ciego pero
arraiga en tanto incierto

hasta en el dolor perfecto
sabías?

retumba el mundo predilecto.


2 comentarios:

  1. el ángel está ciego pero
    arraiga en tanto incierto

    hasta en el dolor perfecto
    sabías?

    retumba el mundo predilecto.

    ResponderEliminar
  2. Eso, Maestro Alejandro. Retumba y resuena.

    ResponderEliminar