viernes, 17 de junio de 2011

también escribí de cosas tristes


también escribí de cosas tristes, pan de algunos crímenes
igual que aquellos hombres en la piedra
donde se afila la obstinación,el extravío

y a la vuelta del paso por los bosques
la ciudad del hielo
o aquello conocido
volví a mi pecho
a ver
si aún quedaba
un poco del orgullo
zanco de neblina

y supe que es ésa  la experiencia toda

romper silencio
hallar

una palabra

que siempre pide más

y ya no hay

no.

1 comentario:

  1. Maravilloso leerlo Alejandro, siempre, siento o pienso, aprehendo.

    ResponderEliminar