miércoles, 14 de mayo de 2014

fíjense como me tratan






desnudo el rostro tras el paño de la consolación

aparece la luz de los tormentos



no puede

la plegaria

cuidar también la tumbas



lo siniestro del fantasma es el movimiento pendular

(…si pudiera crecer lentísimo como los objetos

cambiaría nuestra vida

sin nosotros)



la misteriosa, prolongada

vejez de la maldad

se entierra para nacer



la astilla biográfica

si puede

encuentra un dedo



¿quisiste vivir adentro de una nuez o de un anillo?



entre la piedra transparente de otro en otro

y tanta sed nocturna

no queda lugar donde ser justos






fíjense como me tratan



 llaman a la verdad con caramelos

 abren sus bolsillos

 guardan entre llaves

y alaridos



todas las palabras

todos los remedios.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada