sábado, 3 de mayo de 2014

al tiempo le gusta pisotear






mi vida fue una larga tarde en los umbrales

nunca dije
esta es la casa
aquellas las ojeras

comprender

lo que se busca
va muy atrás
dormido

ejemplo es el odio en su cajón de escarcha
el callado demonio golpeando las higueras

a solas con lo eterno

aprendemos dolor

y lo paseamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada