lunes, 7 de octubre de 2013

gracias Señor por tus cuchillos





ahora que son todos mansos y esperan las monedas las cobijas

habrá que darle rayo a esta vida horrible que predican

entre bisbiseos de sabidos



no me iré cansado yo algún amigo

de tanta ceniza levantada

tanto pato feroz

tanta planta en maceta



gracias Señor por tus cuchillos



cortando se mantienen el filo

y más

contra unas piedras

un burro con zapatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada