domingo, 13 de abril de 2014

estas noches obligan…





Un ciervo herido es el que más salta
lo oí decir a un antiguo cazador
no es sino por el éxtasis de la muerte
que actúa el freno.
Leopoldo María Panero


murió panero

dicen que

 dulcemente



no paso día sin oír

murió tal o tal



quién morirá mañana que no sea yo

trayendo llevando algo de mí

quién



estas noches obligan a escuchar

los ladridos del grillo



la vida es mudez y desencanto

nada más grave o triste

que el tesoro de las rejas



precioso es

el corazón de dios

y nos hace de barro



quietud

última audacia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada