lunes, 21 de noviembre de 2011

En tu mano encomiendo mi espíritu




Me gozaré y alegraré en tu misericordia, porque has visto mi aflicción; has conocido mi alma en las angustias.
Salmos 31.6 - 8



Grandes y variados son los frutos del árbol de la debilidad
se llaman
amargura, queja, maledicencia
llevan también
el nombre de esos actos que sólo se consuman
en secreto

sobre su monte
tolera la firmeza
que aclamen las piedras
proverbios de águila y fuego.

A la Belleza arrojó Dios la creación
comenzó por luz
y terminó en la criatura

y vio que era bueno

por los ramajes del aire
bebe el diablo el clamor.

Lleva tu jazmín, la patria
a los reyes del ánimo

tu canción y tu acaso

grande es el camino de la soledad

pura la dicha que renuncia al sueño.





 
de Casa en la arena, Ediciones Recovecos ,Córdoba, 2006

2 comentarios:

  1. Hola Alejandro querido. Luego de varios meses offline, he estado trabajando en los enlaces de mis seguidores para recuperar contacto con mis imperdibles. Y al fin puedo volver a los pasillos de mi alma. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. I am extremely pleased to locate this site. I wanted to say thanks to you for this excellent read!! I definitely appreciated every little bit of it and I’ve you bookmarked to look at new things you publish. Beauty tips

    ResponderEliminar