jueves, 10 de noviembre de 2016

Único habitante



Mi casa ahora está frente al consulado de Ecuador
No es como mi casa al lado del Seminario
O mi casa arriba de un canal de televisión
O aquella esquina del universo que alguna vez
O la hermosa casa frente al colegio san Antonio
Pero mi casa sos vos
Y la luna un montón de agua distraída

Y esos proféticos inquilinatos del lector
Y tantas llaves nuevas porque no hay
Donde abrir lo que no cierra

Mi casa frente al ferrocarril
Mi casa al revés del centro espiritista

Hay un montón de casas
La ciudad eras vos
Antes de ser
Un terrón acuoso y suficiente

Qué largo es el día en la inclemencia
Que profundo el aire
Cuando sale el ser
Rumbo a humedales de palabras
A su precario hogar en el lenguaje

En ocasiones
me confundo
Creo ver
castillos
tibios panales de la china septentrional
Y sé que me confundo
Palpo la oscuridad de esas paredes
Cómo lo se
Porque en mi casa
Hay unas manos arriba de una mesa
Y adentro de esas manos
No entra el mundo
Entro yo

Sin mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada