martes, 8 de noviembre de 2016

se dice una vez




se dice una vez se dice otra y otra otra, dormido solo, con uno dos que escuchan, que no escuchás, se dice una vez y otra, se va la soledad, el silencio se va, los otros, el otro se va

y sigue diciendo

para que vuelvan dice?
para que no vuelvan?

para que se queden como un árbol sufrido de belleza o no?
de tatuaje o no?
de quemadura y sombra o sí?

no hay
no pudo haber
ni hubo
destino voluntad en esto

se dice como si no hubiera nada más
nada más nada más que menos
que el mar
qué más

no se repite no se mitologiza metaforiza perversea
si tiene sed dice la sed
si tienen uñas muestra las uñas
si lleva amor lleva amor lleva la valija la señora la patria
pero nunca no nunca
lo que dijo y decía y ya no dirá
no ya no dirá
aunque en su lugar
(abandonado caído manchada la palabra
diga de sí misma como quien muestra su intestino
su estrella
su pasado pisado)

escuchó lo que dice?
(una voz chiquiiiita de la quinta del ñato
de la infancia
de haber buscado piedras en la orilla?
de haberse mojado los zapatos?

de un viento graaaande
que sólo el
o ella
o los renacidos?)

y mucho se expandiera  concentrara según casi afirman del universo los que no saben qué saben
como una piedra (y no lo dice)
una mirada (y no lo dice)

y en los sepulcros en los anatemas
en los exilios
trabaja lo dicho?
obstinada
precariamente?

trabaja hasta hacerse un cuerpo una jaula una nube
o una copiosa masacre de la luz?
hasta eso
 trabaja?

o es música de tontos por el campo
o animalidad o Grecia
descansa lo que dice cuando dice
una vez y otra una vez y otra

en la casa del ser del parecer
acontecer?
perecer?

escapado del cuerpo?
de la red acromegálica del sentido?

se dice una vez
se dice otra
otra
otra


infinito es el oído de la piedad
y cruel
y bienvenido como las mantas
los caballos y el instante desierto donde algo o alguien o algunos

calla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada