martes, 1 de julio de 2014

El amor




es mandamiento, así pensaba
Kierkegaard. Mejor será
–pienso yo– amar, sin hacer
caso de ese mandamiento.
Reconociéndose
el alma con el alma,
respondiendo
la sangre a la sangre,
sin saber, en pleno
vuelo –hacia arriba
o hacia abajo–,
cuál habrá de ser
el lugar de destino. 
 
JÜRI TALVET (ESTONIA,1945)

versión de Albert Lázaro - Tinaut

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada