domingo, 15 de mayo de 2011

Tú, que escribes




Cuando adviertas que volvieron
tantas voces y sueños y caminos
cómo recayó en el tiempo
un dios, un héroe del mundo y tengas
contigo
aviso de clemencia
razón de desatino

quiero saber…

Dame
no tardes
porque ahora
me conoces
yo era el que esperaba
en otro envío
la tiniebla mejor
su trigo…

Y no cambié
prosigo distraído…

Pasea un león
las aves dudan

¿Seguimos cerca o lejos?

Házmelo saber

dijeron (lo he creído)

hay niños en la lluvia
ríe el fracaso
ya vencerán los buenos…

Si lo has creído tú
que todo desconoces
y nada preguntas

házmelo saber.

Porque desde tu voz
saldré también
arrepentido
a vender mis deudas
a ser de todos

Si no estás de acuerdo
(Pero sí,
estabas
muy de acuerdo)
también, deseo comprenderlo

a eso vine
me trajeron.

¿Los conoces
brillan sus carteras
son ajenos
llegan con mi nombre?

Házmelo saber.

Así
por fin
conoceré
de tus días
la tinaja perfecta

y mucho será claro
así el frío.

Tú, que escribes.

Tú, que ignoras.



del libro homónimo,Ediciones Cartografías,Río Cuarto,Provincia de Córdoba,2011

2 comentarios:

  1. ...la tinaja perfecta de los días..

    Excelente!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Alejandro. Quiero esos libros YA!...dónde los consigo?

    ResponderEliminar