lunes, 25 de julio de 2016

DE LO QUE ESCRIBO NO ME GUSTA HABLAR


un diario húmedo debajo del residuo
más celeste
turbia verdad de circunstancias

la tan verdad de un dios
la voz que mortifica porque ausenta

la irónica verdad del destino
el plan adentro del desastre

la verdad del amado
la verdad del amante

la verdad de la ciencia la verdad de la historia
eso
 brote
 de algo llamado pensamiento

la verdad de los medios

la verdad del cuerpo
la verdad del deseo
urgencias de la muerte

la verdad de la poesía, el psicoanálisis, la filosofía
cuadernos escolares tras la física
la metafísica
verdades del pasado

la verdad del silencio
la del juez la del culpable

la verdad de la violencia
la verdad del amén

cuando todos los de la casa nos pusimos a llorar
y después
entre lo que quedaba de whisky, vino, coñac
explicamos las razones
las cuestiones de cada lagrimón
todos
nos echamos a reír
porque
la verdad de la pena es la verdad de la dicha
y la verdad de la razón
la del extravío
resulta difícil entonces
 hallar algo
que enseñe tanto
como las novelas populares
ciencia geografía sentimentalismo
¿no es precisamos eso acaso
para escribir
una poesía?

señor Gelman
se trata de escribir una poesía?
señor Vicente Barbieri
se trata de escribir una poesía?
señor Estanislao del Campo
se trata de escribir una poesía?
virgen de la prudencia
se trata de escribir una poesía?
Susana Thénon
se trata de escribir una poesía?
señor Freidemberg
bioquímico del excremento epistemológico
se trata de escribir una poesía?
señores y señoritas de
la casualidad
se trata
doctores y esforzados talleristas
se contrata
o
muy sencillamente se percata?

  
De lo que escribo no me gusta hablar
si me veo obligado
hablo de otra cosa y otra
quedan conformes
hablé de lo que escribo

si uno habla de lo que escribe
lo escrito
se desliza
por esa canaleta ancha que había hace un siglo más o menos
en cada casa bajo el cielo de la clase casi casa media

y vuelve

con olores a 
 humedades selectas

si callan forman parte de la conspiración criminal

Resistencia : HABLAR MUCHO DE NADA.



 de Una sombra llena de perros, páginas 1215-1216




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada