jueves, 27 de agosto de 2015

el dragón se llama ausencia







 lo podrán decir
nuevamente he mentido
pero nadie
considerando las teorías habituales sobre el lenguaje
ofrecerá a la verdad
esta miseria arduamente lograda



ser rico es fácil
ser poderoso
y cruel más fácil
y vivir 100 años

fácil

y para ser
de una vez
el Mundo
basta cierta negligencia

el uso de potenciales
la interrogación
la sinécdoque
la anfibología
y otras lanudas vehemencias
someten a esclavitud
(a muertos
 melancolía
abismo
- palabrotas
según el populismo de nuestras letras-)

invitan
ejemplos de orden
ejemplos de autoridad
la casa brilla su trampa

quién dirá NO
constante minuciosamente
el pastorcito mentiroso?
la doctora que mancilló la patria?
la patria como moraleja
la patria como suspiro
la patria como palabra-baúl del nosense carolliano


la
candorosa infatuación de Kojève
su progenie sombría

usaré términos propios de necios o embaucadores
francamente
honestamente
verdaderamente

el dragón se llama Ausencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada