jueves, 30 de julio de 2015

No puede descubrirse



El hombre sale al patio de su casa
busca la bicicleta 
y va al trabajo.

Se hunde en la mudez
transcurre las formas de su vida.

Su vida es una broma secreta.

El hombre que escribe,se detiene y espera
algún fervor.
Está alejado de sí mismo
no puede descubrirse.

Los que pasan
ansiosos,nuevos,
construyen sus casitas
sus días
pisoteados
por lentos caballos de tormenta.

Al hombre que bebe su café
se le ofrecen los bares
el domingo

escribe lo que puede
esa es su rosa y su cordero

este gran mundo de espejos y collares
precisa convicción para seguir

para nadie respira lo mejor
lo que redime

no puede comprenderlo
es el desconocido de su dicha.


de Esquina del universo, Alción Editora, Córdoba, 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada