miércoles, 15 de abril de 2015

Un qué








no es el viento quien vuelve pródigo lo invisible?
o esas nubes se arraciman en un qué?



resulta propicio atravesar la gran fascinación
de lo que insiste
la sed
el pan

la fuerza que traza el camino del meteoro
no es la mano que suelta un huracán
sabías?

destino o dios tampoco se emparentan
o creeremos
hallar
un dogo en cada beso

lo invisible obra en Platón y en las hormigas
o cómo
llamarías a esos castillos inversos del insecto
al demonio que recitaba al griego
su roca de infinito

y hacemos planes
y nos consolamos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada