viernes, 1 de noviembre de 2013

considerando que





los monstruos son pacientes

 y

seguros de un fin

e inciertos de un principio

proseguimos



que no se transparenta nuestra alma

la lluvia cae y no surge

los muertos permanecen en su oscuro lenguaje

y podemos masticar lo que se muerde



considerando

tanta providencia en la entropía que

 a veces

 recibimos lo que falta



y es irónico el destino

  jocoso el diablo



contando cuantas sillas reparte el mérito o lo malo



debiéramos agradecer

cada trago

cada luz

algún zapato.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada